¿Buscando algo?

Manual para sobrevivir a las comidas de Navidad

Autor:
Cómo sobrevivir a las comidas de Navidad

Con este manual que hoy te presentamos, nos proponemos salvar el espíritu navideño, tan maltratado con frases ñoñas y peleas familiares año tras año. ¡Superémoslo! Reunamos todas las cosas buenas de la Navidad y preparémonos para la tensión, las comilonas y los regalos repetidos. ¡Luzcamos con orgullo nuestro gorro de Papá Noel en todas las comidas de Navidad!

Sigue los 4 pasos de este manual y sobrevivirás a las comidas de Navidad ¡con nota!

1. Prepárate para la batalla

Solo en casa - bolsa de la compra

via GIPHY

No hay una respuesta idílica. Si recibes invitados en casa, sabes que te tocará hacer cola en el supermercado y limpiar todos los rincones de tu humilde hogar: el suelo para el sobrino que gatea, los muebles para los niños que lo tocan todo o la cocina que se llenará de platos sucios…

Además tendrás que guardar energía para la decoración: ¡que no falte un árbol decorado, enorme y digno de una casa de revista! Para prepararte puedes echarle un ojo a nuestro post “Recibir invitados en casa. ¡Que no cunda el pánico!”.

Entonces ¿es mejor que la fiesta no sea en tu casa?

Parece la solución, pero tiene inconvenientes: buscar la manera de transportar el postre sin accidentes, convencer a los niños a la hora de salir, sobrevivir a la caravana navideña (asume que Papá Noel llegará antes que tú)…y encima soportar que no tengan tu variedad de café favorita.

Seas invitado o anfitrión, recuerda esto cuando te desanimes o pierdas la paciencia: ¡no volverás a tener comidas de Navidad hasta dentro de un año!

2. Céntrate en tu plato y disfrútalo

El guateque - cena

via GIPHY

Las raciones de la abuela contra la cocina moderna

Mmmh, ese momento en que llegan todos los platos elaborados y deliciosos a la mesa. Gambas, pollo relleno, cordero, pavo, caldo de Navidad…  No te relajes, porque en el primer bocado puede estallar la batalla. No es broma.

Cómo reconciliar los paladares

Vegetarianos que oyen “no nos vengas con tonterías y cómete el cordero”, abuelos que reniegan porque les prohíben poner más sal, la nieta que se indigna porque todo lleva grasas saturadas… ¿Cómo escapar? Suelta un clásico “lo que no mata engorda” y abrirás el paso a los refranes de cada año. Y esto nos lleva al punto 3.

Friends - Mónica dentro de un pavo

via GIPHY

3. Aprende a reírte de los topicazos navideños

Las frases que se repiten como villancicos

“Esto en un restaurante te vale más caro”, “lo que cuesta cocinarlo y lo poco que cuesta comerlo”, “un día es un día”… ¿Te suenan? Quizás también te sabes la cita célebre: “café hervido, café perdido”, pero esta no hace falta que la digas si tienes cerca una de nuestras cafeteras, porque lo disfrutarás en el punto justo.

Pero la frase más temida es “¿Aún no tienes pareja, hijos, mascota, castillo…?”

Bridget Jones - brindis

via GIPHY

Sí, ese momento llegará seguro, no importa lo mucho que te esfuerces. Salva la situación con calma y sin alarmarte, porque cuando lleguen los regalos o el momento de hacer los cafés la atención sobre ti se desviará. ¡Aguanta el tipo!

4. ¡Prepara un plan B!

Ya lo sabes, las tradiciones son difíciles de cambiar, pero siempre estás a tiempo de reinventar tu Navidad. Consulta nuestras ofertas y aprovecha los descuentos para comprar todo lo que necesitas para sobrevivir a las comidas de Navidad. Así, si la cosa se complica, sabrás que es hora de pasar a los cafés.

Si has tomado nota, ya estás preparado para enfrentarte a las maravillosas comidas de Navidad. Ármate de valor, aprovisiónate de tus cápsulas favoritas y… ¡Felices Fiestas!

Deja un comentario

Encuéntranos en Facebook

ENCUÉNTRANOS EN TWITTER